miércoles, febrero 13, 2008

San Valentín sangriento

Este es el título de una peli que vi hace mucho y que siempre viene a mi memoria cuando se acerca el 14 de febrero. Supongo que no será muy conocida, puesto que cuando alguien menta a San Valentín siempre añado "sangriento" y es entonces cuando la otra persona pone cara de póker.

No tengo que decir que este día me parece una cursilería, comercial y lo que es más importante: desprovista de significado. Alguien podrá responderme que sucede algo parecido con los Reyes Magos, por ejemplo, pero dista un abismo entre ambas festividades: la celebración del 6 de enero, aunque no creamos o no queramos evocar lo que realmente se celebra (la adoración), ahonda sus raíces en la historia, en un relato que es precioso (como digo, independietemente de nuestras creencias o desavenencias).

Pero... ¿y San Valentín? Rastreando un poco (y poco tiempo, he de reconocerlo, el tema este no es de mi máximo interés) por Internet llego a la conclusión de que no está clara la identidad del santo y que su festividad fue suprimida por la Iglesia Católica en un intento de(cito textualmente de la wikipedia) "eliminar santos de origen posiblemente legendario".

Así que celebramos algo en nombre de alguien que no tiene raíces porque quizá ni tan siquiera existió. Lo mismo podríamos haber celebrado el día de los enamorados el 18 de agosto, que además es mi santo :-)

Eliminada la realidad, sólo queda la ficción de lo que pudo ser y no fue. Interesante simulacro.

¿Cómo voy a celebrar San Valentín? Impartiendo un maravilloso curso de doctorado sobre "investigación en comunicación". Si tras cinco horas de clase me quedan fuerzas, quedaré a cenar, pero no porque sea san valentín (día del amor y la amistad) sino porque es lo que suelo hacer habitualmente. Que San VAlentín no sé si existió, pero los amigos sí que son reales y hay que mantenerlos.

Un saludo,

9 comentarios:

The_Exorcist dijo...

Está claro que el día de San Valentín es una propaganda consumista, pero son interesantes las leyendas en las que se basa, y tienen su historia. Ésta me encanta:

http://funversion.universia.es/curiosidades/sorprendente/origen_san_valentin.jsp

En un suplemento de Clarín aparecen otras, entre las cuales se encuentra resumida la anterior:

http://www.clarin.com/suplementos/mujer/2004/02/10/m-00504.htm

En este tipo de fiestas lo que importa es la emoción. No tiene sentido cuestionarse si la tradición sobre la que se basa es cierta o no, siempre y cuando la historia que la acompañe valga la pena. Igual que con los Reyes Magos. Si nos pusiésemos quisquillosos con el rigor sólo se salvarían la Pascua y los solsticios. Puede que ni eso. Un saludo.

Feliz San Valentín!

María dijo...

Me hace gracia esta fiesta. En el cole, era muy emocionante ver quién recibía notas de algún admirador... pero con el tiempo, nos volvimos muy cafres y mandábamos notas falsas!
Ya en el instituto, cuando llegaba el día y algunas compañeras se pasaban todas las clases dibujando corazones en tarjetas gigantes, directamente la vi ridícula.
En la universidad, como siempre ha pillado en la semana de exámenes, pues nada, ni emoción ni nada.
Pero mira, en definitiva, creo que es bastante tonta (y no voy a caer en el típico tópico ese de "el amor se demuestra todos los días; se puede regalar algo en cualquier momento..."). Es que me parece TAN rematadamente cursi... Y los regalos de San Valentín son TAN feos...
Aunque también te digo que ojalá pongan "El día de los enamorados" en cine de barrio el sábado, porque me encanta :S aunque luego seguro que no la veo.

Por cierto, no conocía la película esa, pero sí la de "Un san valentín de muerte".
BYe!

1berto dijo...

¿Fue el santo un valiente con las reticencias de algunos? ¿Fué del culpable sólo del consumismo? ¿Y el comunismo? ¿Quería amor para todos igual? ¿Tenía arco y alas para volar? ¿Era ese cupido? Uhm...¿?

Leo García Jiménez dijo...

Jajaja, que me parto con esa entrada triunfal de 1berto. san Valentín y Cupido ¿dos caras de una misma moneda? Muy bueno.

María pues ayer tomando café en Murcia me dieron un sobre de azúcar con forma de corazón! Por la noche, un detalle más original y bonito: pétalos de rosa decorando la mesa.


Y sí, the exorcist es cierto que esta fiesta no tiene más... Aunque lo de buscarle las tres patas al gato es casi una deformación profesional que tengo.

Espero que pasárais un buen San Valentín, sin sangriento y sin nada de nada :-)

Leo García Jiménez dijo...

Ah! Por cierto, the exorcist, el enlace de funversion no me lleva hasta la historia de San Valentín, creo que falta parte de la dirección. Aunque supongo que con el artículo de Clarín queda la historia "valentiniana" más o menos clara.

Gracias por el enlace!

EL REY DE COPAS dijo...

Hola Leo

¿Como estas?, Soy Calixto el chico de León Gto. México, que te contacto junto con Martha Rizo y Jesús Galindo para la semana de comunicación en septiembre del año pasado, no se si me recuerdes.

Oye pues que gusto saber de ti, fíjate que en pleno ocio por la red me encontré con este Blog, Me dio un gran justo saber que es tuyo; está muy padre, y lo mejor es que arroga datos que a estudiantes en la licenciatura en comunicación, nos ayuda a entender un poco más sobre la conceptualización y los estudios acerca de la comunicación.

También me dio mucho gusto saber que cumples ya 3 años con el Blog, muchas felicidades.

Leo pues seguimos en contacto por aquí te estaré leyendo, te mando un besote y un fuerte abrazo, saludos a toda Murcia.

Francisco J. Moreno Hernández dijo...

Blogger parte las direcciones a veces. En varias líneas se ve la dirección completa, si a alguien le interesa:

http://funversion.universia.es/
curiosidades/sorprendente/
origen_san_valentin.jsp

Leo García Jiménez dijo...

Calixto!! Claro que me acuerdo!! Bienvenido!! Qué alegría saber de ti. Me alegra que te haya gustado el blog, ya sabes que siempre serás bien recibido por estos lares.

Fran, gracias, ya tenemos el enlace completo.

Un saludo!

Ruth dijo...

Es increíble lo que hace el capitalismo con todos nosotros. Nos colocan hasta un día en el que tenemos que ser pegajosamente insoportables.
En fin, yo sí soy de las que dice que el amor se demuestra todos los días, y soy de las que no le gustan los regalos.
Así que este día debería ser disfrutado como todos los demás del año, y debería tener la importancia que tienen todos los demás. Ojalá que ninguna noche nos acostemos en la cama pensando que ha sido "un día más", sino un "día especial". Y esto va para todas las noches, no sólo para la de San Valentín.
Un saludo!