jueves, enero 14, 2010

Inmigración y EE.UU.: un auténtico quebradero de cabeza

Stop all the clocks ... by Perolo Orero.
La foto, en flickr

Mi visado me está llevando por la calle de la amargura, sin más rodeos. Entro y salgo de Estados Unidos con bastante frecuencia debido a mis visitas académicas a México y mis visitas personales a mi gente de Murcia (España). Va a seguir siendo así a lo largo de 2010, en el que la Universidad Autónoma de la Ciudad de México me ha invitado a impartir un seminario sobre comunicología en el mes de mayo y en el que, como mínimo, iré una vez más a España a visitar a familia y amigos. Pensar en estas salidas hace que mi cuerpo comience a temblar inusitadamente, porque la ida es dulce, pero la vuelta, con el paso por la aduana, se está convirtiendo en una experiencia cuasi traumática. Os lo aseguro. Y mira que tengo yo pocos traumas acumulados en mis 30 años de existencia.

Resulta que, tal y como me han comentado tanto en la Embajada y el Consulado de los Estados Unidos, como en la oficina de relaciones internacionales de mi universidad (todos ellos tremendamente amables y educados, gracias a Dios!), mi visado es totalmente correcto, el único problema es que la gente que trabaja en la aduana no conoce todas las clases de visas. Lo curioso es que la aduana tiene total independencia y poder para hacer con mis huesos lo que le venga en gana, independientemente del "veredicto" de la Embajada o el Consulado. Y es en este punto en el que el visitante a los Estados Unidos queda totalmente desprotegido, porque los oficiales de la aduana suelen darte un trato que es de todo menos amable.

La situación de la seguridad en Estados Unidos se está complejizando cada vez más. Y este hecho creo que puede redundar negativamente en los intercambios internacionales (científicos, académicos, turísticos, etc.) de este país con el resto del mundo. Aún así, yo seguiré aquí un año más sufriendo los gritos de la oficial de turno de la aduana. Un poco triste, lo sé. Pero supongo que merece la pena.

un abrazo a todos!

Pd. Por cierto, Jesús Galindo, siempre grande, acaba de pasarme las "cosas que siempre quisiste saber sobre los comunicólogos":


  • Odian frases como “en base a”, “más sin embargo”, “pero no obstante”, y similares.
  • Escriben los más apropiadamente posible, incluso en el MSN.
  • Creen que “casi” cualquier idiota escribe en periódicos.
  • Sin importar si son publicistas, productores audiovisuales, publirelacionistas, periodistas o asesores políticos, usan Photoshop y Final Cut.
  • Usan palabras “raras” en sus conversaciones cotidianas como “poder adquisitivo”, “opinión pública” o “connotación”.
  • Lo mismo han leído a Habermas que el “Libro Vaquero”. Pero, éste último, sólo para realizar análisis semióticos.
  • Juegan “Caricachupas” en todas sus fiestas.
  • Saben que el amor es sólo un estado de ánimo.
  • Odian los clichés.
  • Ven cine de arte y películas "extrañas", desconocidas para la mayoría.
  • Hablan todo el tiempo de sujetos anónimos como Greimas, Chomsky, McLuhan, Hovland, Bateson…
  • Son fans de los titulares del periódico “El Metro”. Pero sólo para reír un rato.
  • Revisan y corrigen tu ortografía sin que se los pidas.
  • Detestan a Carlos Trejo y Carlos Cuauhtémoc Sánchez.
  • Consideran como una blasfemia que alguien pueda escribir más de tres “que” dentro de cinco líneas.
  • No pueden creer que no estés leyendo un libro actualmente.
  • Te dan justificaciones sin que se las pidas, además la describen, explican, argumentan, y te la pasan por escrito.
  • Odian a Televisa y TV Azteca por su programación vomitiva.
  • Beben litros de café y fuman como locomotora.
  • Son paranoicos y creen que todo acontecimiento nacional es una “cortina de humo”.
  • Sus chistes locales incluyen palabras y frases como “Palo Alto”, “espacio público”, “holístico”.
  • Creen que jeans, saco y tenis limpios es “ropa formal”.
  • Son más cultos que tú.
  • Adoran exponer aunque el profe los destroce frente a toda la clase.
  • Leen TODO, incluso los folletos que regalan afuera de las farmacias.
  • Todos se sienten “líderes de opinión”.
  • Sus papás les preguntan por quién votar.
  • Su idea de diversión suele incluir la feria del libro, el museo de la caricatura o la Cineteca Nacional.
  • Las frases de amor son del tipo “eres mi semiosis ilimitada”.
  • Conocen el secreto detrás del éxito de Harry Potter.
  • No usaron guantes ni cubre bocas en tiempos de influenza.
  • Se tatuarían el triángulo semiótico de Peirce y consideran que todo lo existente es un signo.
  • Tienen un blog en Wordpress o Blogger.
  • Odian las películas dobladas y los subtítulos mal traducidos.
  • Ven series como Dr. House o The Big Bang Theory, y saben que Friends está sobrevaluada.
  • Leyeron “500 años de periodismo en México”
  • Ven comerciales publicitarios y no pueden evitar analizarlos y criticarlos.
  • Cuando ven una película gozan identificando los movimientos de cámara, ángulos, planos…
  • Siempre dudarán de la fidelidad de tu fuente.
  • Odian los juicios de valor, pero darán crítica y opinión sin que se las pidas.
  • Someten la salida del viernes a consulta ciudadana por mayoría de votos con un representante neutral en caso de empate.
  • Hacen videos hasta de las cosas más insignificantes.
  • Son bien verbo. Y al momento de presentar un examen, buenísimos para tirar el choro.
  • Saben que Nursultan Nazarbayev es el presidente de Kazajistán, pero no recuerdan quien gobierna Nayarit.
  • Conocen el significado de los colores.
  • Supieron lo que era un “emo” antes de que tu hermanito empezara a vestirse así.
  • Son maestros del sarcasmo y el humor negro.
  • Creen que su reportaje/documental/cortometraje/cartel/campaña, etc. salvará al mundo y sacará al país adelante.
  • No les gusta traducir ni utilizar términos como Mass Media o Marketing.
  • Tienen un diccionario de lingüística y otro de sinónimos.
No es que un COMUNICÓLOGO se crea la gran cosa, ¡¡¡EN REALIDAD LO ES!!!
Por favor, reenvíalo a todos tus amigos para que se den cuenta de lo afortunados que son al tener a un amigo COMUNICÓLOGO.

4 comentarios:

Frank dijo...

Holas Leo,

Pues este post me trae una paradoja de sentimientos. Primero, me preocupa la política "alocada" que implanta el gobierno norteamericano. Esto no da más que comunicar que su sistema de seguridad no es la que todos creíamos.

Por otro lado, he sonreído al leer las características de un comunicólogo, jeje. Que buena joda, me identifico con algunas cosas, aunque faltó de decir que no sólo vemos The big bang theory, sino también los simpson, Padre de familia y el chavo del 8.

Saludos
:D

Leo dijo...

Frank! Muy bueno. Padre de familia en versión original es lo mejor que he visto en mucho tiempo.

otro saludo para ti!

María dijo...

¿Ves? Ese es el verdadero motivo por el que no voy nunca a EEUU. Jejejeje.
Muy bueno lo de los comunicólogos. Peeeeeeero he encontrado dos fallos en la escritura. ¡¡Dales un toque!! :P

Leo dijo...

María! No, no hay 2, hay al menos 5, pero eso forma parte de la cadena y no seré yo quien altere el formato original ;-).

Leo