martes, diciembre 19, 2006

Posible decálogo de la investigación: que las prisas no nos conviertan en un fraude

Llegan las fiestas de navidad, fin de año, vacaciones... Momento ideal para la recapitulación y la formulación de nuevos propósitos. La verdad es que nunca recuerdo de un año para otro el nuevo reto que me he marcado a principios de enero... Ni tan siquiera puedo recordar si me he marcado algún nuevo objetivo :-(

BUeno, el caso es que parece que publicando las buenas intenciones, éstas no van a caer en el olvido. Y si caen, siempre podrá venir alguien y remitirme a este post.

En el caso concreto de nuestra investigación en comunicación, en estos momentos pensaba en las cosas que, más veces de las que desearía, dejo para otro día; en aquellas otras que creo debo tener presentes para tratar de hacer un trabajo, al menos, digno y en los nuevos retos para el próximo 2007.

NO se me ocurría como meter todo esto en un mismo saco, por eso propongo un decálogo de buenas intenciones de la investigación en comunicación para el nuevo año (se admiten críticas y más propuestas)

1. Leer habitualmente los principales journals de impacto.

2. Tratar de replicar aquí en España alguna de las investigaciones empíricas publicada en dichos journals.

3. Intentar publicar en revistas de impacto internacionales y perderles el miedo (que no el respeto) a dichas publicaciones.

4. Priorizar en la investigación la calidad a la cantidad (más vale dos artículos buenos en revistas 'decentes', que un kilo doscientos gramos de artículos y proyectos de investigación).

5. Cuidar el uso de las metodologías en la investigación.

6. Ponerme manos a la obra con aquellas metodologías que no controlo demasiado (el SPSS hace milagros!!).

7. Publicar un libro, plantar un árbol y no tener, por ahora, ningún hijo :-o

8. Asistir a congresos internacionales de las principales asociaciones a un lado y otro del océano.

9. Hacer una tesis, DEA o lo que se tercie de calidad, que si tardo un año más no pasa nada. O lo que es lo mismo, no dejemos que las prisas nos conviertan en un fraude.

10. No dejar que todo lo anterior me supere, que si no, no merece la pena.

UN abrazo a todos!!!

3 comentarios:

Septembrino Caprino dijo...

Hola profe...vengo a tratar asuntos ÉTICOS para el nuevo año.


Quería comentarte aquí (ya que no se hacen post sobre asuntos de interés público) si has ido a declarar en la vista que tenía hoy Torquemada. Resulta que en el Monasterio de los Jerónimos se oyen campanas de mobbing y, como en este blog se habla mucho de la "falsa comunicación en el puesto de trabajo", del acoso laboral y demás historias..., me picó la curiosidad y pensé:

A DIOS ROGANDO Y CON EL MAZO DANDO

¡¡Frase polisémica!!

Por un lado, Torquemada dando "presuntamente" con el mazo de Dios(Thor, un dios BÁRBARO) a todos los diablos y masones que se encuentra por los pasillos en sus accesos místico-clarividentes.
Por otro, el juez.
De otra parte, los que se quejan en privado pero no muerden la mano que les ACARICIA(en argot universitario: cum laudea).
Por último, pero no más importante, YO dándote con el mazo a ti... jajajajaja!

NOTICIA DE ÚLTIMA HORA: Creo que un hombre de voz grave, sensual, casi radiofónica; uno de esos que disfruta mucho aplaudiéndose a sí mismo e incitando a los demás a que lo hagan en las reuniones de profesores, se ha personado en los juzgados para defender al místico al que las cámaras de su popularísima televisión filman desde los pies ("¡¡hazme contrapicados que SE ME VE DIVINO!!")

La pregunta es...
Si te llaman a declarar, ¿Qué dirás?
¿Darás con el mazo?
¿O te quedarás rogando?

Leo García Jiménez dijo...

Uf!!! septembrino caprino, tus intervenciones siguen siendo lo mejor del blog, de verdad de la buena.

Creo que no debes preocuparte, bueno, mejor dicho, no debo procuparme porque no me llamarán nunca para esos menesteres, que soy el último botón de la última bota del último soldado. Es lo que tiene no tener (valga la redundancia)poder: menos sueldo pero más tranquilidad.

Aún así, si algún día me llamaran para declarar en algún juicio te adelanto que, como cualquier hijo de vecino medio digno, diría la verdad, bueno, mi verdad, mi realidad, mi visión del mundo (yo me mi conmigo). Que para algo declaras bajo juramento y está feo mentir en esas condiciones.

Espero haberte contestado. Y, por cierto, pareces periodista, te veo a la última en todo. BUeno, si no lo eres, tienes que tener alguna influencia muy muy cercana, jajajajaja.

Un abrazo fuerte,

María dijo...

Hombre, Septembrino caprino por aquí... a ver si hay suerte y coincidimos mañana en la fiesta, que estaría interesante charlar sobre todo esto.

Leo, muy bien por hacerte una lista de rincipios de Año Nuevo; parece que haciendo una lista ponemos más interés en llevarlos a cabo. O por lo menos en diciembre del año siguiente nos damos cuenta de lo vagos que nos estamos volviendo y nos sirve para despertar de nuevo.
Te voy a copiar el punto 7 para ponerlo en mi lista.