jueves, octubre 30, 2008

Atentado contra la Universidad de Navarra: todo mi apoyo para los colegas pamplonicas



BUeno, me he quedado sin palabras, acabo de leer que ETA ha atentado contra la Universidad de Navarra. Rapidamente he escrito a Manuel Martin Algarra, buen colega y amigo, porque me he quedado preocupada. Han sido varias las veces que he podido disfrutar de aquella magnifica universidad, sin duda, una de las mejores de Espanya.




Hoy siento asco, repugnancia y un gran cabreo por la sinrazon de todo esto.

Ya sabemos desde hace tiempo que los medios que utiliza ETA la deslegitiman de todas todas para mantener un proceso de negociacion. Ya no los dice Habermas en el uso publico de la razon. El aleman plantea las condiciones del discurso ideal, las condiciones que deben darse en una sociedad democratica para la libre discusion de los asuntos publicos y colectivos. La discusion publica sera mas igual, abierta e imparcial conforme menos participantes resulten coercinados. Libertad e igualdad como bases del discurso, por lo que los integrantes del dialogo estaran mas dispuestos a ser guiados por la fuerza del mejor argumento... Las condiciones que detalla Habermas son: imparcialidad e igualdad, caracter abierto, ausencia de coercion y unanimidad.

Habermas es un idealista. Y hoy con el miserable atentado de ETA podemos verlo con mas claridad.

Asi que hoy cargo las tintas contra los gobiernos vascos nacionalistas que han estado dando y dan cobertura a la sin razon y contra los gobiernos nacionales espanyoles que han tratado de dialogar con los irracionales.

Parece que estos ultimos ya han aprendido la leccion (bueno, al menos eso dicen). No asi Ibarretxe cuya inmoralidad lo ha convertido desde hace tiempo en una bestia. Maldita sea su perdida de humanidad.

Porque frente a la irracionalidad, la locura, no hay salida.

3 comentarios:

Pedro Jesús Teruel dijo...

¡Amiga Leo! Todo mi apoyo para lo que dices. Y qué preocupante es esa especie de bestialización -profunda, no aparente- de la que hablas. Muchas personas están persuadidas de que la causa nacionalista es digna de ser defendida, y de ser defendida por cualquier medio. El resultado es el repliegue provinciano sobre sí mismo, auténtico antídoto del progreso; en muchos casos, lleva directamente a la violencia y al aplastamiento del otro. Es como si el relativismo nos estuviese enseñando su cara más oscura: como si estuviésemos condenados a no entendernos, a pesar de utilizar (a veces) un mismo lenguaje.

Pero, ¿qué le digo a una comunicóloga como tú...? Estas cuestiones revisten para ti gran importancia. En cambio, da la impresión de que hay sectores de la sociedad española que están "anestesiados". Que la política errática de nuestros partidos (nacionalistas o no) siga sin tener coste electoral da fe de ello.

¡En fin! Frente a la sinrazón, redes ultramarinas de pensamiento. ¡Saludos!

Raúl dijo...

Los "atontados" de los atentados. "Qué guerrilleros", "qué lucha por la independencia"...

Leo dijo...

Pedro! Si, cada dia estoy mas convencida de que la unica solucion a todo esto es el pensamiento, una autentica revolucion en el pensamiento.

Y Raul, efectivamente, menuda lucha por la independencia...