martes, septiembre 19, 2006

La degeneración de lo comunicativo o cómo hacer un mal uso de la comunicación en el ámbito laboral (II parte)


Hablábamos en la I parte de esta entrada sobre la proliferación de la falsa comunicación que inicia el trabajador mediocre en el ámbito laboral.

La cuestión está ahora en cuáles son los resultados de la mezquindad en la comunicación. Dice Martín Algarra (en el artículo que ya hemos comentado en alguna ocasión "Hablar para entenderse") que la incomunicación (como es el caso que nos ocupa) nos lleva al aislamiento, a la soledad e incluso a la muerte.

En el trabajo, supongo que la muerte laboral será la "desaparición" del trabajador de la empresa, es decir, el despido.

El quid de la cuestión es que el problema vendrá cuando los procesos pseudocomunicativos (falso-comunicativos) generen espirales en las que cabe de todo: las acusaciones, la calumnia, la injuria, la mentira...

Una vez más, aboguemos por la comunicación, por escuchar y estar abiertos a nuestro interlocutor, por tener un firme compromiso en alcanzar el entendimiento.

Un abrazo a todos!