martes, noviembre 14, 2006

IX Congreso Ibercom y ASEIC: una apuesta decidida por la consolidación de las Ciencias de la Comunicación españolas

Que las Ciencias de la Comunicación en España necesitan un mayor grado de consolidación es algo que pocos ponemos en duda. Parece que la consolidación institucional (por el número de instituciones que imparten nuestros estudios, por las revistas especializadas o los grupos de investigación consolidados) es un hecho, consolidación menos evidente en los referido a la producción teórica.

Y es que una de las históricas deficiencias de nuestro área de estudio es la falta de diálogo e intercambio entre los investigadores lo que ha propiciado que no hayamos tenido un desarrollo comparable al de otras áreas científicas afines.

Pues bien, mañana miércoles 15 de noviembre comienza el IX Ibercom en Sevilla (España) con una clara vocación de fomentar el debate y el intercambio entre los congresistas. Me parece un acierto la forma en la que se ha organizado el evento (veremos a ver qué tal resulta), ya que los participantes en cada mesa de trabajo expondrán sus aportaciones de manera muy breve para que la mayor parte del tiempo (en torno a una hora y media) se dedique a la discusión de las comunicaciones.

Si tenemos en cuenta que no participarán más de diez investigadores por mesa de trabajo y que antes de asistir al congreso tenemos a nuestra disposición los trabajos de los demás compañeros, creo que el objetivo de fomentar el intercambio científico está casi asegurado.

Además, hoy con motivo de los actos que se van a celebrar estos días en Sevilla (para más información tienes el portal de la comunicación) se lanza también la Asociación Española de Investigación en Comunicación (ASEIC) por lo que si funciona (eso esperamos) tendremos al fin un organismo que reúna a todos os investigadores españoles, asociación que esté a la altura de los máximos organismos internacionales (WAPOR, ALAIC, ICA...)

Lo dicho, dos magníficas iniciativas para alcanzar la consolidación definitiva y el reconocimiento también desde la propia sociedad.


Un abrazo a todos!