lunes, julio 30, 2007

París bien vale una misa... Cómo disfrutar del congreso IAMCR en la capital francesa

La célebre frase de Enrique IV, 'París bien vale una misa', sigue estando plenamente vigente... Y es que no conozco una ciudad que me tenga más enamorada que la capital francesa. No sé si será su monumentalidad, su espíritu, su luz, el color de sus calles, el que cada rincón esté inundado de una magia especial... o todos estos elementos a la vez, lo que hace de París un sitio diferente, que no pierde su capacidad de hechizar a pesar del turismo o del mal tiempo.

Casualidades de la vida, ha querido el destino que este año la celebración de los 50 años de vida de la IAMCR (International Association for Media and Communication Research) haya tenido lugar en París. Así que no hay nada más gratificante que combinar trabajo con el placer de visitar rincones parisinos...

Un inconveniente de París: ninguno, nada que objetar a pesar de que los campos elíseos estaban sumidos en la vorágine del final del Tour de Francia. Un inconveniente del congreso: resulta paradójico que en la celebración de la trayectoria de la asociación de investigación, no haya una mesa específica dedicada a "teorías de la comunicación" o, en su defecto, una mesa sobre "epistemología o filosofía de la comunicación", sección esta última que sí reconoce, por ejemplo, la ICA (International Communication Association). Además, he echado en falta las reflexiones metateóricas en la línea de las publicadas por Journal of Communication, sin duda, una de las mejores revistas científicas de investigación en comunicación.

Así que creo que el congreso ha presentado esa carencia, por otra parte, bastante significativa. Por lo demás, la organización ha estado más o menos bien y ha habido intervenciones muy interesantes, por lo que siempre merece la pena desplazarse hasta este tipo de eventos, testar otras líneas de investigación, hablar con otros investigadores, etc.

Nada más. BUeno, sí una cosa: hoy los profesores de mi uni hemos aparecido en el periódico (La Opinión de Murcia, página 10). Así que en un acto egocentrista y narcisista, aquí os dejo la fotonoticia.

Un abrazo,

PD. Creo que viendo nuestras caras de felicidad, no hace faltar detallar más sobre cómo lo pasamos en el congreso...



4 comentarios:

Jose Manuel dijo...

¿Y la comida qué? Creo que ahí padecimos la peor cara de la Organización... lo demás como bien dices, chapeau!

Leo García Jiménez dijo...

Sí, es cierto, jeje... Aunque no hay nada que un buen champán francés no pueda solucionar ;-)

María dijo...

Jeje, JC como siempre tan expresivo :P

Esta mañana he estado de papeleo por la uni con José Ángel, pero no estabas, así que te has quedado sin saludarnos :P Y luego he visto la foto en el periódico que había comprado mi tío, jeje, qué gracia me ha hecho... yo diciéndole a todo el mundo: mira, mis profes de la universidad!

Bueno, a ver si algún día charlamos;ahora tengo que irme, que tengo un pelín de prisa. Bye!!

Leo García Jiménez dijo...

Buenas María!

Jo, qué pena... Nos habremos cruzado por algún rincón del monasterio, porque sí que estaba pero haciendo papeleos e historias aprovechando las últimas horas, que esto en agosto se queda vacío.

NOs vemos!