sábado, marzo 01, 2008

Sobre precios y libros

No me gustan la política, ni la clase política española. Zapatero/Rajoy/Solbes/Pizarro, todos me parecen soporíferos (aunque no iguales). No sé cómo va la economía en nuestro país. En estos momentos, sí que tengo clara una cosa: mi bolsillo tiembla y padece ante la inflación y la subida de precios. A continuación el porqué de tan peculiar reflexión.

A media mañana he decidido salir a la calle para comprar unas cuantas obras en una conocida librería murciana. Maravilloso sábado primaveral, el sol en todo su esplendor y la plaza de santo domingo (Murcia capital, Región de Murcia, España) con una alegría especial: bullicio, mucha gente, danzas orientales, conciertos musicales... Una despedida del invierno en toda regla.

El día, como digo, pintaba francamente bien. Hasta que tras la compra de varios libros, regreso a casa con una úlcera de estómago. De repente el día ya no me parece tan primaveral (incluso diviso unas cuantas nubes), siento frío (¿por qué habré salido sin chaqueta?), la gente entorpece mi camino... MI cuenta acaba de sufrir un terrible varapalo. Aunque bueno, nada que el tiempo por aquello de la próxima nómina del mes de abril, no pueda sanar

Libros adquiridos (responsables directos de mi úlcera estomacal)

- Modernidad, de Peter Gay. Editorial Paidós.
Es la historia de la cultura moderna desde su emergencia a su decadencia. Me parece un enfoque novedoso pues el autor la desarrolla a través del análisis de figuras representativas de la época descrita (desde pintores, dramaturgos, novelistas, arquitectos...).

Podría esperar a la edición de bolsillo (salen al año y son más económicas), podría esperar a pedirlo a mi biblioteca, pero no, lo quiero ya, quiero poder subrayarlo y trabajarlo. Me lo quedo.

Precio del libro: 40 euros. La ilusión de tenerlo entre mis manos, no tiene precio.

- Teoría sociológica moderna, George Ritzer. Editorial Mc Graw Hill.
Éste es, sin duda, mi libro de cabecera preferido. Es la segunda vez que lo compro, pues hubo un día en el que se lo dejé a alguien y nunca más supe de mi gran libro verde. No exagero si digo que todavía me apena haber perdido aquél ejemplar (estaba subrayado, anotado, trabajado...). ¿Quién querrá ese libro, mi libro, todo pintarrajeado en rojo y azul, con mi nombre, mi firma? BUena este gran volumen resume todas las teorías y corrientes más importantes del siglo XX (desde la Escuela de Chicago a las teorías feministas; desde Manheim a Luhman).

La primera vez que lo compré me costó 30 euros (año 2002).

Precio del libro hoy: 40 euros. La ilusión de volverlo a tener entre mis manos, no tiene precio.

NOTA: Junto a esta obra me desaparecieron "El encanto de un mundo desencantado" (G Ritzer), "Historia de la filosofía: del renacimiento a la posmodernidad" (G. Hottois) y "Cincuenta pensadores contemporáneos esenciales" (G. Lechte). Si alguien los tuviera... please!!!!! le invito a una comida, con café y todo.

- Cuatro visiones de la historia, JOsé Ferrater Mora. Editorial Alianza.

¿Hay un principio que rija el desarrollo de la historia? ¿Hay un hilo conductor que le dé sentido a la misma? Esta es la pregunta a la que trata de responder uno de los filósofos contemporáneos más lúcidos y prolíficos como es Ferrater Mora. Ofrece cuatro visiones: San Agustín, Vico, Voltaire y Hegel.

Precio del libro: 6 euros. He adquirido dos (otro para mi hermana), por tanto, 12 euros. La ilusión de que sea tan fino y económico, no tiene precio.

- Firmin, de Sam Savage. Editorial Seix Barral.
Novela sobre un ratón de biblioteca. Se está convirtiendo en una de las sorpresas de la temporada. Está agotado.

Precio: 15,50 euros. El fiasco por no poder haberlo comprado no tiene precio.

11 comentarios:

María dijo...

Curioso. A mí me pasó lo mismo, pero el viernes.
Aunque claro, últimamente me tengo que controlar mucho con el gasto, aunque sea en libros, así que me gasté bastante menos que tú (8 euros en Cinco moscas verdes, de Carmen Posadas). Aunque la semana anterior fueron 20 euracos en Harry Potter :S
Debimos ir al mismo sitio, porque tampoco conseguí Firmin. Es imposible!!

Maria (en casa)... dijo...

hola! yo compre Firmin en la tienda FNAC de la Nueva Condomina;)dew, nos vemos por el club..

María dijo...

Ja! le he cambiado el color a las moscas; no son verdes, sino azules.

Leo García Jiménez dijo...

Bien, todos al FNAC de cabeza.

Gracias!

Ruth dijo...

Jajaja..no creo que las moscas se sintiesen demasiado ofendidas por tu comentario, María, aunque puede que dentro de nada tengas una manifestación cerca de tu edificio por "moscas verdes reivindican el orgullo de su color", jiji!
En cuanto el precio de los libros, siempre ha estado alto, aunque es cierto que a veces llegas a tu casa y después de releer varias veces el libro y verlo varios años en la estantería te dan ganas de hacer sopitas con sus hojas para sacarle un poco más de partido.
Un saludo!

Leo García Jiménez dijo...

Sí, es cierto, Ruth, algunas obras están todavía esperándome a que les haga algo de caso... :-(

Ruth dijo...

¿En la librería o en la estantería? Lo segundo sería más grave! jeje...
Hay algunos libros que da mucho gusto leer y releer, sobe todo tras un tiempo. Así compruebas también si las impresiones que te causó en su primera lectura han cambiado. Es estimulante de algún modo. Yo lo probé con "De parte de la princesa muerta". Fue bastante interesante porque la primera vez que lo leí creo que era demasiado joven para hacerlo. La segunda ya tenía más conciencia de todo.
Un saludo!

Leo García Jiménez dijo...

Ruth, tengo libros pendientes en ambos sitios (estantería y librería) :-(

A veces siento que la vida no me da para más... Me queda tanto por leer! Esto, aunque no lo parezca, me agobia bastante... Por eso, no suelo releer los libros (a excepción de los de la UNiversidad), pero lo ideal sería hacerlo y ver cómo hemos cambiado.

Sabes qué? Algo parecido a lo que a ti te sucedió con "De parte de la princesa muerta" me pasó con "La sonrisa etrusca". Lo releí para clase y no fue igual, algo había cambiado, yo había cambiado!

Ruth dijo...

Pues sí, Leo. Son distintas las lecturas que se hacen con una perspectiva o con otra. Por eso es bastante interesante hacerlo de vez en cuando. Yo tengo por ahí un montón de libros infantiles que si leyese ahora me revolcaría por los suelos, y por entonces me parecían lo más bonito y culto del mundo (incluido uno que se llamaba "Memorias de una vaca", jejeje). Tal vez podría leerme ahora "La montaña mágica" y releerla dentro de 4 años a ver qué ha cambiado ,jijiji!
Un saludo

Leo García Jiménez dijo...

Nooooo!!!!!!!! la montaña ahora no!!!! NO quiero que mueras en el intento... ¿Te imaginas? Murió por "atragantamiento literario" ;-)

Ruth dijo...

Creo que sería una de las muertes más originales de la historia junto con "murió maullando", jejeje!!!!
Ante ese desespero tendré que quitarme esa loca idea de la cabeza y seguir con cosas más normalitas...como Firmin! ;-)
Un saludo!