domingo, marzo 18, 2007

¿Todos iguales?

Hace una hora casi padezco un atropello en pleno centro de Murcia. Paseaba cerca de la plaza de la cruz charlando y riendo con unas amigas tras una estupenda cena en la plaza de san Juan -con copa incluida en la plaza de cristo rey- cuando un energúmeno tuneado casi me manda con San Pedro. No contento con ello la bestia -que por bestia y animal padece un estado de irracionalidad que para sí quisieran los perros enrabietados y salvajes que pululan por nuestros campos- ha dado marcha atrás para probar suerte y ver si a la segunda conseguía rematarme: en estos casos, qué útiles son los pico-esquina, que tanto mentamos los murcianos, para resguardarse de un aplastamiento por rueda con llantas de aleación y luces azules incluidas.

Resulta que la calzada del entorno de la catedral está a la misma altura que la acera para los viandantes: craso error, aunque supongo que los arquitectos municipales dieron por hecho el carácter cívico de los usuarios y todavía no han ingeniado una calzada y acera edición especial para bárbaros (que haberlos…). Pero mira tú por donde, el sábado por la noche ha querido el destino que por la vía cívica capitalina circulara un bárbaro, claro está, con bárbara incluida haciendo las veces de copiloto, que para este tipo de seres son tremendamente necesarias las “chorvas camorristas-semianalfabetas” que cantan a lo Luis Moya (que fuera copiloto de carlos Sainz) quién es el objetivo más suculento al que arrear una buena manta de sopapos ( y si cae algún navajazo “con ese pedazo de pincho que me pasó el otro día el charly”, pues mejor que mejor).

Es esta clase de gente (a medio camino entre el neng, el tío pencho, el increíble hulk y Belén Esteban) la que me hace reflexionar en qué mundo vivimos. Podría decirse que son el fruto de la sociedad capitalista tecnologizada, o como queráis llamarla, actual. Pero, sinceramente, no lo creo. Al igual que los monos perfeccionan su adaptación al medio generación tras generación, la bestia inmunda tuneada que casi me atropella no ha podido aparecer de la noche a la mañana: son necesarios siglos de barbarie para que hoy nos encontremos con un ser de esta calaña, perfeccionado y adaptado al clima penoso en el que se desenvuelve. Supongo que mis antepasados en más de una ocasión tuvieron que apartarse de la vía por la que paseaban para que los bisabuelos de este animal indigno no los atropellaran con sus míseros carros.

Y claro está que no escribo este post para el camorrista analfabeto que casi me da muerte hace una hora, porque él (al igual que su chula) no leerán nunca este blog cuando se conecten a Internet, si es que lo hacen (siempre resultará más apasionante hacer otro tipo de actividades: colocarle un nuevo alerón al coche, meterse una nueva raya de farlopa o ver en la tele pressing catch bebiendo cerveza). Si navegan y atinan a teclear unas cuantas letras en el teclado del ordenador (cosa que dudo), me imagino la interesante navegación de los bestias: de los foros de gran hermano, a la web del marca para terminar en el súper éxito “cómo matar de un navajazo a todo aquél que consienta mirarme a la cara, by the johnatan”. Esta gente no es que no se haya leído un libro en su vida, es que no han leído ni la etiqueta de la coca cola, por lo que pedirles un poco de mesura, saber estar e incluso dignidad, es una quimera. Yo no lo haré y sólo pido no cruzarme con ellos a lo largo de mi vida, que suficientes desgracias trae la existencia por sí sola.

Tras esta reflexión no puedo evitar preguntarme: Entonces ¿todos iguales? YO ya hace tiempo que obtuve una respuesta. ¿Y tú?

10 comentarios:

María dijo...

Vaya nochecita! Este post suena a que hubo movida y varios gritos, me equivoco? A mí el sábado por la tarde casi me atropella un 600 por Torrevieja (no, no iba tuneado:P ).
Oye, y qué imagen la del neng, la Esteban y el tío Pencho, por Dios!

Leo García Jiménez dijo...

No, no, no hubo gritos: una siempre tuvo clase :-).

Además, la irracionalidad no puede combatirse con la razón, por lo que los bárbaros se ubicaban en un plano distinto al mío, así que el entendimiento entre ellos y yo era una tarea más que imposible.

Una de mis amigas definió a la pareja de camorristas como la eterna pareja de aspirantes a protagonizar la peli de La Juani.

En fin...

Tepindro dijo...

Te noto un poco cabreada...

"Energúmeno tuneado a medio camino entre el neng, el tío pencho, el increíble hulk y Belén Esteban"

...el tío pencho tiene más clase.

“Mis antepasados en más de una ocasión tuvieron que apartarse de la vía por la que paseaban para que los bisabuelos de este animal indigno no los atropellaran con sus míseros carros”

En ocasiones los genes no son el origen de la problemática de estos seres.
¿Qué culpa tendrá su bisabuelo?, el mundo le ha hecho así :)

"Ha dado marcha atrás para probar suerte y ver si a la segunda conseguía rematarme"

Definitivamente este individuo era un sicario. Alguien te quiere demasiado poco y ha contratado a este "pringao" para que te atropelle.

María dijo...

Jajaja, no esperaba menos!
Uf, los de La Juani! ni siquiera he sido capaz de ir a verla!
Si me los encuentro, correré gritando 'sálvese quien puedaaaa'!!!

Leo García Jiménez dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Leo García Jiménez dijo...

Tepindro, el caso es que lo lógico sería que el loco tuneado me odiara profundamente y fuera a por mí (bueno y mis dos amigas, se hubiera quitado de enmedio a tres en un mismo atropello!) a lo bruto y encima con testigos. Pero te digo yo que no es nada particular conmigo, si no que simplemente él (y ella, no olvidemos lo importante que es la figura femenina en los coches tuneados) es así. Al final hasta me da pena.

Ah! Evidentemente la genética no lo es todo (faltaría!), para eso está la educación, la formación, la cultura, el entorno favorable con amistades instruidas... realidades todas ellas desconocidas para la pseudopareja murciana de La Juani.

Y sí, María lo mejor es salir corriendo, aunque como suelen llevar un coche con 300.000 caballos macro turbo, si encuentras un portal en el que resguardarte, mejor que mejor.

BUeno, ya tengo argumento para empezar mi nuevo relato corto...

Nono dijo...

Está claro que ha sido un alumno resentido, quizá por no haber entendido eso de la dichosa relación de términos... y eso, que ha querido poner término a tu vida.

¡Leo, me has dejado muy chafado! ¡Yo era un apasionado del Pressing Catch y me meto todos los días en la web de Marca!

Bueno, a ver si me pasas uno de esos relatos cortos que escribes, anda. Porfaaa.

Leo García Jiménez dijo...

jaja, Nono, pero no te preocupes, tienes un blog que compensa tus affaires del marca y el pressing catch, jeje.

La verdad es que relatos no tengo muchos, más bien pocos. NO tengo mucho tiempo para dedicarme a ellos, por eso últimamente estoy sacando algunas horitas durante el fin de semana, cosa que no me funciona: la inspiración no me viene cuando tengo el reloj en mano!!!

Hace tiempo leí unas declaraciones de Vargas Llosa que decían algo así: la inspiración te tiene que venir trabajando, y claro está, no puedo pretender que justo el sábado de 6 a 8 la musa del relato corto me atrape con sus redes.

En fin, tiempo al tiempo.

Ya te pasaré algo. Lo mismo algún día me animo y los publico en el blog.

un abrazo

Septembrino Caprino dijo...

Hay una película de Woody Allen. "Todo lo demás"


En ella, a Woody le quitan el aparcamiento dos macarras enormes y su copiloto, el actor Jason Biggs (actor de pelis adolescentes) le dice: "¡déjalo estar!, nosotros los intelectuales sólo podemos volver a casa y escribir un relato riéndonos de su incultura, nuestra mejor arma no es la violencia sino la pluma".Pero woody se baja de su coche y destroza el de los macarras con un bate....jajajajajajaja!! Luego sale corriendo para salvar la vida...jajajajajajaja!!

Una gran lección de cultura y civismo en situaciones extremas
jajajajajajaja!!!

No hay que olvidar que el estado del bienestar ha sido construido con guerra y violencia, sometiendo a los bárbaros y obligándoles a cumplir nuestra ley, la de los civilizados. Si se da una situación en la que alguien suspende tus derechos y sus deberes... lo mejor que puedes hacer es: 1.-llamar a la policía. Si no se puede 2.- dialogar. Si no se puede 3.- Usar la violencia.... Si parezco un bruto, lo siento, pero recuerda que a mí y a Woody Allen no nos verás en un campo de concentración con un garrulo (El Hielos o El Mengue) haciendo las veces de general de la SS.

Por otra parte, a mí, como buen fan de "My fair lady", me dan ternura las Yolis , supongo que, por mi juventud, aún me queda algo de Rousseau en el corazón...

Leo García Jiménez dijo...

jo! septembrino! cuánto tiempo! Me ha hecho mucha gracias la situación que has comentado de la peli ya que a pesar de que no soy una "intelectual" lo primero que hice al llegar a casa fue escribir el post.

A mí tampoco me verás en un campo haciendo de SS, pero creo que cuando tienes delante a un "bárbaro" lo mejor es dar media vuelta y largarte. ¿Merece la pena intentar un diálogo imposible? ¿Y liarse a mamporros?