lunes, abril 28, 2008

Yo no sé ná.

Herman@s :

Se hace camino al andar y se pisan inevitablemente otras huellas al caminar.

Vaya, esta canción lleva más de 10 años sonando en mi corazón.

Recuerdo que cuando me fui a estudiar a Portugal con una de esas bien llamadas becas orgasmus, mi amada amiga Carmen ( profesora de Yoga y pedagoga) me regaló un libro de Jorge Bucay. La dedicatoria del libro era:

" Caminante no hay camino...
siempre estaré contigo Susana.
Te quiero.)

Los meses que pasé en Coimbra inyectaron facetas nuevas en mi personalidad que desconocía, entre ellas: que bailaba con una energía especial que nacía de lo más profundo y oscuro de mi interior, que podía aprender un idioma con relativa facilidad ...en un par de semanas entendía perfectamente el portugués y en un mes lo hablaba con sufiente fluidez. Recuerdo que mis compañeros de casa se divertían al verme "falar" con los chicos "pretinhos" de Cabo Verde. Fueron dias de intensa alegría, de intensas borracheras , de intensos momentos de pasión y sobretodo mucha mucha risa. Muito fixe!!. Pero claro, también hubo momentos de hastío, por áquel entonces yo teorizaba sobre la vida, sobre los sentimientos y emociones ...era un subproducto mental creado por mi familia, la educación, los mass-media..por entonces quería ser una gran periodista o escritora...quizá directora de cine...o bailarina...proyectaba mi futuro con tal ahínco que olvida mi presente, mi AHORA.

Pero algo cambió.

Una tarde recibí una llamada. Era mi madre , y por su voz supe que las tinieblas otra vez habían tocado lo que más amo en este mundo: a mi familia.
Mi tio Pedro falleció en un accidente de coche en el desierto del Sáhara. Mi tío era ( ¿es?) una persona mágica. Comerciante, escritor, investigador, aventurero, cineasta... Y había muerto. Y otra vez me pregunté ¿Qué es esto de la muerte? ¿Qué es lo que pasa? ¿Por qué yo sigo sintiéndolo tan cerca? ¿Por qué estoy sintiendo este vacío y ausencia?

El año anterior, en el mismo mes, un loco de 22 años atropelló de muerte a mi mejor amigo, que curiosamente se llamaba también Pedro, Pedrito. Esto es verdad, la ficción la dejo para los que les interesan más los videojuegos, el cine comercial americano del siglo XX y todas ( con perdón y respeto) esas mierdas.

Caminante no hay camino...

Soy de las que creen que las casualidades no existen. Creo que todo alberga una causalidad y tras haber aprendido algo sobre mecánica cuántica, cada día estoy más convencida.

Soy una chica apasionada de las letras aunque a veces las deteste, por la cantidad de conceptos que encierran y porque lo etéreo no se puede describir, al igual que nunca podré plasmar que siento cuando abrazo a mi perro, que se llama Quo y es la hostia.

Todavía hoy no he descifrado estas causalidades... Bueno, un poco, pero esto me lo guardo pá mi. Una semana antes de que mi tio falleciera me envió un email pidiéndome que corrigiera y editara su último libro. Quería que fuera yo la que leyese su historia. Él pasó más de 20 años entre África y las Islas Canarias y lógicamente tenía mucho que decir. He leído cuatro páginas del borrador de su libro. No puedo seguir, quizás porque pienso que a este caminante de barba oscura y ojos amorosos todavía le quedaban caminos que andar y que amar...

Mi hermano mayor dice que no aprovecho el tiempo, que debería escribir y trabajar
(odio esta palabra) más. Y yo le pregunto si realmente sabe qué es el tiempo y si todavía cree en las estrellas que cree ver por la noche abrazado a su amada.

Él me mira y calla.

No me toquéis los ovarios, sin perdón, ni respeto. Déjadme ser que yo ya sabré cuál es el momento porque lo sentiré. Entonces no podré dejar de escribir y de crear.
¿Sabes tú acaso por qué estás aquí? ¿Sabes qué viniste a cumplir?- ¿Te has preguntado por qué pertences al 20 % de la población que no le falta comida, ni agua, ni techo? ¿Sabes cuál es el poder de tu mente? ¿Sabes que creas la realidad? ¿Sabes de qué estás compuesto? ¿Sabes qué es Rainbow?

Qué lindo saber que caminas sin hacer nada productivo para la sociedad... ja ja, es genial. Perdonadme por ser tan irónica e incluso cínica pero es que aunque sé que soy una ignorante me reconozco consciente y eso, mola.

Anda, no he contao nada de lo que quería...

Salud, abrazos y amor.

4 comentarios:

Leo dijo...

Su, qué gusto tenerte de nuevo por acá. Me han emocionado tus palabras. Ojalá la inspiración te traiga más veces a este espacio. Pero sólo eso, que sea la inspiración la que decida :-)

Septembrino dijo...

Susi, si te pones en plan "intelectual" clasista criticando la cultura popular... el cine del siglo XX..?? y demás... "mierdas" ?¿? no te dejes en el tintero a Bucay... Mételo en el retrete!! XD

Yo salvaría muchas películas americanas del siglo XX, algunos videojuegos divertidos y sanos e incluso daría un lugar a Bisbal como poeta o rapsoda popular aceptable; pero Bucay es el Schwarzenegger de lo literario (en el sentido de "mundo del libro", no en plan mitológico o romántico), porque en ese sentido Bucay no es un "literato"; como mucho, y siendo muy indulgente, podría llamársele junta-letras de tercera o hacedor de ruidos bucales! que dijera Aristóteles de Platón...ruidos bucayles...jejejeje "gordo", pero por lo inflamado, no por lo lleno..

Vamos que ese tio es un sofista de moderno, un engañabobos, un pensador soterológico que no dice nada del mundo. Sólo da píldoras de colores mezcladas que beben de todas las filosofías menores que ha dado la humanidad. Estoicismo, epicureismo, cristianismo, cinismo, budismo, psicoánilisis, cuentismo etc...

Junto con Jodorowsky/Stallone y Coelho/Chuck Norris forman la trinidad de pastorcillos para "dumpties" más reputada.

Pero claro... si uno lee a Kant y su respuesta a las tres preguntas... ¿Qué puedo saber?, ¿qué debo hacer? y ¿qué puedo esperar?, pues en vez de aliviar el peso del mundo... lo carga sobre tu espalda y te obliga a pensarlo...(que dijera Heidegger a propósito de la filosofía). Te convierte en una especie de Sísifo, y eso no es, ni tan sencillo, ni tan bonito como un cuento sobre un elefante atado o alguna baratija de esas que yo, personalmente, no contaría ni a los niños...

Aunque entiendo una cosa... cuando uno sufre la muerte de un ser querido sólo hay dos cosas que puedan aliviar el dolor(en mi opinión). La poesía y la fe... La poesía te pone en contacto con el dolor del mundo y convierte tu dolor en universal, por ejemplo, la elegía de Miguel Hernandez. La fe te muestra un supuesto todo y arrodillas tu dolor por amor al orden.

En esas circunstancias es mucho pedir mirar al mundo directamente y sin resentimiento. Cargar, a la vez, la pena y el mundo sobre tu espalda puede ser algo sobrehumano.
Al menos Sísifo podía sonreir cuando cargaba la piedra. Dicen que su sonrisa era su forma de vengarse de los dioses!
Pero claro... esto es un cuento griego, un mito maltraido (como hace Bucay), una forma de entender el mundo antes del nacimiento de la filosofía... antes de aquello del eclipse de Tales...

Paradójicamente... lo de Tales...y la natividad del pensamiento racional..y la taxonomía brutal que diferencia mito y logos... también es un mito, un mito filosófico, pero finalmente un cuento más!!
jejejejeje
yo buscando el pensamiento racional en oposición a Bucay, y ¿qué me queda?
¡¡¡Un final aporético!!!

y sólo una conclusión: La filosofía no soluciona la vida, LA LLENA DE PROBLEMAS!!

Su dijo...

Hola chico septembrino!!!

Nada de plan intelectual...es algo que roza lo espiritual.

Utilizo el intelecto poco y mi crítica a la cultura popular como tú nombras y etiquetas ha sido escasa , muy escasa. Ni todos los videojuegos son horrendos ni todas las pelis del siglo xx.
No soy radical. Lo era y decidí equilibrame. Algo me ayudó Bucay con su recopilación de cuentos de los Sufíes y los Brahamanes...¿ ?. Pues eso.

Menciono el libro por la dedicatoria de mi amiga Carmen y la correlación que tenía con el comentario de Leo.

Sé y siento que puedo aprender de todo, también de la filosofía.
Las preguntas que me hago no fueron recibidas por los grandes filósofos como Kant.
Ya te adelanto que me echaron del instituto una semana y apenas pisé la universidad, solo para los exámenes y para ver a seis grandes amigos y profesores que allí dan clase.

Soy una chica de barrio, del polígono Almanjáyar, en Graná. Donde se pasa la droga y te atracan a la mínima de cambio...mi gran escuela es la calle y solo comparto contigo algo: la poesía, la fe en mi interior y a Miguel Hernández.

Y sonrío. Puedo decir orgullosamente que el 90 % del tiempo que he vivido. Para mí la muerte solo es transformación de energia. Recomiendo leer el Heptaedro de Apolo: las siete dimensiones de la realidad.

Aunque lo mejor es experimentar la vida y estar cerca de la muerte...un abrazo . Gracias por tus letras.

Su dijo...

Leo , eres muy grande y te quiero mucho. Gracias por entenderme. :))

Nos vemos. Cuídate