viernes, febrero 20, 2009

¿Qué es el amor? (II Parte)

Hace ya bastante tiempo escribía una entrada acerca del amor y los intentos de reducir este "estado" a una fórmula matemática (lo tienes aquí ¿Qué es el amor? A= (a+i+x) k... ¿Y la comunicación? ). El tema vuelve a salir a colación a raíz del comentario de un anónimo que apunta: "Le pese a quien le pese, el amor es pura biología, al igual que todo lo que pasa en nuestros cuerpos biológicos (...) Es así, el amor es un puro acto de supervivencia". Interesantíma aportación... Lo que es la vida, ha querido la casualidad que al llegar de una almada clase de teoría de la comunicación acerca de la fenomenología con Buber y Gadamer, me encuentre con este tema de nuevo en la palestra. Buber, Gadamer hablan de la experiencia casi mística que supone el encuentro con el otro en general, no en el sentido estricto de los amantes enamorados. Buber, por ejemplo, asegura que el encuento entre dos almas es una experiencia óntica y es en ella en la que se encuentra la realización del ser humano. El hombre, de acuerdo con Buber, no puede realizarse en soledad, de ahí que el otro se convierta en una prolongación de mi propio ser.

Pues bien, esta aproximación "mística" al diálogo, me sirve para aterrizar en el amor, que supondría la elevación a la enésima potencia de esa experiencia descrita por Buber. El amor, le he contestado a nuestro querido anónimo, es el encuentro intenso e incluso agonizante entre las almas; es la inmaterialidad, el sentimiento etéreo, la química espiritual, las miradas eternas, el anhelo constante y desesperante del otro... Y me mantengo en mis trece. Cabe todo esto en una fórmula matemática? Podemos reducir todo ello a pura biología? El ser humano es mucho más que eso... no os parece?

2 comentarios:

Monica Venecia dijo...

Leo: vaya que reflexión tan profunda, sobre todo en este mes!! Si bien creo que es el amor el que nos mueve, el que nos demuestra que la naturaleza no se equivoco al crearnos y encontrarnos con aquella persona a la que amamos :)

Leo dijo...

Mónica!

cuánto tiempo! qué tal todo?

qué bonito lo que dices, el amor como motor de vida y de realidad...

seguimos...

Leo