domingo, marzo 29, 2009

Fragmentos de amor furtivo


Boulder es una ciudad mágica que puede llegar a volverte loco... Así que contra la tempestad americana, nada mejor que una maravillosa puesta de sol. Me encanta ese sol que se mete por la ventana e imprime a todo un brillo con el que parece que los objetos tienen alma y hasta vida propia. Pues bien, durante esta relajada tarde y tras saborear una deliciosa taza de café como el que bebo a diario en Murcia (España), me he acercado al anticuario de libros usados que tengo junto a mi casa. Quería comprar algunas postales y he terminado consultando las escasas novelas en español que he encontrado. Necesito leer novela en castellano y "El conde de montecristo" está dando sus últimos coletazos. Finalmente, "Fragmentos de amor furtivo", de Héctor Abad Faciolince, ha sido el libro que ha terminado encima de la mesa del salón de casa. Me gustan los libros de segunda mano porque todos ellos encierran una historia que puede llegar a ser fascinante.

Leyendo la dedicatoria pensaba en las vueltas que da la vida...

Mónica:
Para regresar, salir a la superficie, cargada de experiencias, hay que irse, aunque el viaje sea interior. Siempre hay que volver. Ojalá victoriosa. Son nuestros deseos para ti.

Sara
Barranquilla, Colombia, agosto 99

Si me gusta, terminará en el sur de España descansando en las estanterías de mi habitación. No sé, pensar en las vueltas que da la vida es fascinante y, a veces, también un poco triste...

10 comentarios:

Ruth dijo...

No lo he leído, pero sólo con esa dedicatoria ya me dan ganas de salir corriendo a Diego Marín bajo la lluvia que está cayendo hoy en Murcia para comprarlo.
¡Un saludo!

Leo dijo...

a que es bonita? el libro promete, ya veremos...

Leo

Spinoff dijo...

Leo:

La cita es preciosa y dan ganas de leer el libro. La verdad que lo bonito de todo viaje es la gran cantidad de experiencias y de nombres que vas cosechando en el camino...si te das cuenta, muchas grandes obras literarias nos cuentan un viaje porque en ese "salir" de la rutina, nos "encontramos" a nosotros mismos.

Un beso fuerte!

Pedro Jesús Teruel dijo...

¡Hola Leo! Parece que nuestros últimos posts han coincidido en la temática (el viaje interior). Aprovecho para preguntarte una cosa (disculpa que lo haga por aquí, pero estoy intrigado): el servidor me ha devuelto ya tres veces un mensaje que te dirigí hace tiempo... ¿Será problema de tu "buzón electrónico" o del mío? ¡Saludos ultramarinos!

Leo dijo...

Spinoff! que alegria "verte" por aqui...efectivamente, lo bonito y enriquecedor del viaje es el recorrido interior que haces, basico para conocerte mejor...

Y Pedro! com lo siento! lo mismo era mi buzon... Ya he eliminado un monton de correos, espero que ahora me llegue tu misiva...

un abrazo a los dos!

María dijo...

¡Hola! Estos días recorriendo librerías de viejo no han sido tan fructíferos como tu tarde. ¡Vaya suerte! Sólo compré uno, y ni era el que buscaba, ni lo compré para mí, ni lleva dedicatoria.
Los libros de segunda mano están genial, yo tengo muchísimos, pero me da lástima cuando llevan dedicatoria. ¿Cómo puede nadie deshacerse de un libro con dedicatoria? ¡Si es el mejor regalo que hay!
Disfrútalo!!!!!!!!

Leo dijo...

Maria! si, a mi tambien me da un monton de pena... Por eso comentaba lo de las vueltas que da la vida... Todos hemos terminado leyendo una dedicatoria preciosa que no era para nosotros!

cuidate!

Pedro Jesús Teruel dijo...

Aprovecho esta vía para desearte... FELIZ CUMPLEAÑOS desde la otra orilla del océano!!!

Leo dijo...

gracias pedro! no se te pasa una!!!

ya estoy en la treintena, espero recordar este cumple siempre... que del de los 20 no queda ni rastro...

un abrazo!

Jimena C dijo...

Es una lectura apasionante, me regalaron el libro, me lo devore en un día, que delicia de libro, mas leerlo en compañía multiplica su valor!