martes, febrero 15, 2011

Jornadas "Yo mi me conmigo: el triunfo de la generation me en los discursos comunicacionales" (Universidad de Murcia, 12 de abril)

Vivimos una época del súper individuo, esto es, el individuo es el gran valor y como tal está por encima de todo. Esto también tiene su contrapartida, a la vez el individuo también es más débil dado que está más expuesto a lo que vive. Esto quiere decir que si yo soy "mi máximo valor", también seré el único responsable de todos mis actos (hasta el del propio perdón o la reconciliación con lo que he hecho tendré que hacerla con el "mi me conmigo" que apuntan las jornadas que comento en este post).

¿Cómo se traduce esto en el ámbito de los medios de comunicación? Esta es la cuestión sobre la que versarán las jornadas que se celebrarán en la facultad de comunicación de la Universidad de Murcia el martes 12 de abril. Algunos apuntes sobre las mesas para ir haciendo boca.

En el ámbito de la televisión, el telespectador se ha convertido en el gran protagonista de los relatos. Predominan las voces individuales (historias narradas en primera persona, experiencias pertenecientes al ámbito de la intimidad, etc.), también de personajes anónimos (Españoles por el mundo, Gran Hermano, El diario de Patricia).

La individualización también es un hecho en la publicidad, los formatos, cada vez más personalizados, tratan de hacernos creer que somos únicos, irrepetibles y merecedores de nuestros propios anuncios (!). Recibimos anuncios publicitarios en nuestro buzón de correo con nuestros nombres y apellidos (ah!).

Supongo que hablar de individuo hoy es hablar de redes sociales, de facebook y twitter con nuestros constantes comentarios acerca de lo que estamos haciendo a cada minuto (incluso con aplicaciones para decir dónde estamos en ese momento); con la marea ingente de blogs, auténticos cuadernos personales de notas que han inundado de relatos individuales la red.

Y ya no me enrollo más. Pero las redes sociales también implican el auge del poder individual y colectivo con los nuevos movimientos sociales. Uno o varios tipos bien armados tecnológicamente, pueden montarla bien gorda. Hasta derrocar un régimen absolutista (Egipto).

Lo dicho, interesantes jornadas para entender mejor estos medios de comunicación nuestros... Que no todo iba a ser ir a clase :-)!

un saludo a todos